Cada vez más empresas son conscientes de la necesidad de crear contenidos en vídeo para hacer llegar sus mensajes a sus potenciales clientes. Sin embargo, me atrevería a decir que 9 de cada 10 vídeos fracasan. Realmente escandaloso, ¿no?. Me explico.

Cuando alguien toma la decisión de hacer un vídeo suele centrar los esfuerzos en buscar una productora que garantice el mejor resultado final en función del presupuesto disponible, pero pocos planifican su difusión como es debido, más allá de incluirlo en la web y YouTube. El resultado habitual: un coste desorbitado por visualización conseguida. El vídeo era muy bonito, sí, pero verlo… verlo no lo ha visto ni Perry… Sólo tenéis que echar un vistazo a diferentes canales de YouTube para ver grandes vídeos con 150 visualizaciones… Dinero a la basura. Para echarse a llorar.

Muchas veces parece que el objetivo del vídeo se limitara a la mera autosatisfacción o sirviera para colgarse medallas ante el jefe. Sin embargo, el éxito de un vídeo no depende del efecto guau, que sea muy bueno o ingenioso, sino de su impacto. Y para que consiga notoriedad, se debe planificar la difusión desde el principio, justo cuando se define el presupuesto disponible para la acción. Gastar el 100% en la fase de ejecución suele ser un error y no sería descabellado que la difusión pudiera suponer el 50% de la inversión. Todo dependerá, como es lógico, del impacto que se pretenda conseguir.

Es el responsable de márketing, o la agencia de medios en su caso, quien debe encontrar los canales adecuados para distribuir ese vídeo: webs especializadas, páginas en Facebook que aglutinen la comunidad de clientes target, canales de YouTube, etc.

Como un punto diferencial de Smaver respecto al resto de productoras de vídeo, ayudamos a las marcas a conseguir estos objetivos de difusión, de tal manera que garantizamos por escrito una determinada cantidad de visualizaciones. De esta manera, el cliente contrata certezas: una gran calidad técnica y creatividad, por supuesto, y el impacto adecuado entre el público destinatario, que al final es el que nos da de comer a todos.

Como productora de vídeo, en Smaver entendemos que el cliente necesita servicio y asesoramiento profesional.  Esto es posible al integrarnos en Infocap, una empresa que ofrece servicios de marketing digital y Social media, tanto B2B en B2C, y que incluso promueve medios de comunicación especializados en algunos sectores como Alimentación, Bebidas, Droguería, Perfumería, Posventa de Automoción, etc.